Necesitas ayuda? Llámanos!:

987 41 43 49

Una asociación denuncia que se niegan a alquilarle una oficina por atender a personas con vih


La Coordinadora Estatal del Sida advierte de que no es un caso aislado y lamenta «la discriminación» que aún sufren los pacientes

La Asociación Murciana de VIH (AMUVIH) no encuentra sede. Muy probablemente, si la organización atendiese a diabéticos o a enfermos de cáncer contaría ya con una flamante oficina, pero el sida sigue siendo una palabra maldita para una parte de la sociedad, y cierra muchas puertas. Al menos ésa es la amarga conclusión a la que ha llegado la presidenta de AMUVIH, María Dolores Alegría, después de que la semana pasada se encontrase, según denuncia, con el portazo de un casero que «se negó a alquilar por miedo al rechazo de los vecinos».

La asociación, que nació hace ya tres años, está ubicada actualmente en el centro juvenil Yesqueros, en Murcia, pero las necesidades han crecido y los socios buscan ahora una oficina en la que poder atender a todos aquellos que acuden pidiendo información y apoyo. María Dolores Alegría encontró por fin hace una semana un pequeño despacho en el barrio de San Antolín, y cerró con el dueño un acuerdo verbal. «Cuando volví a los pocos días con el dinero de la fianza me quedé de piedra. Primero me dijo que ya había alquilado el piso a otra persona, y cuando le pedí explicaciones terminó por confesarme que había dado marcha atrás para evitarse problemas con los vecinos». La presidenta de AMUVIH no dio crédito. «Jamás había vivido una situación tan desagradable; demuestra la percepción que la gente tiene todavía de las personas con VIH, un estigma que no ha desaparecido». AMUVIH está formada en estos momentos por una treintena de socios. Ofrece asesoramiento y grupos de apoyo mutuo para afectados. También desarrolla un programa de atención psicosocial a pacientes en el hospital Morales Meseguer. El camino de la asociación no ha sido fácil, pero nunca se habían encontrado con un rechazo tan explícito.

Trato injustificado

La negativa a alquilar o vender viviendas a seropositivos no es, por desgracia, algo anecdótico. La Coordinadora Estatal del Sida (CESIDA) -que agrupa a la mayoría de asociaciones que trabajan en este campo en España- reconoce que la situación se ha repetido otras veces. «Es un trato discriminatorio e injustificado, pero por desgracia no podemos hacer nada, porque es muy difícil demostrar que el dueño se niega a atenderte por tu condición de VIH», explica José Fernández-Quero, gerente de CESIDA. «La ignorancia y el miedo llevan a este tipo de situaciones. Nosotros hemos llegado a tener problemas incluso con ayuntamientos». Desde que la enfermedad llegó a España en los años 80 se han dado pasos de gigante en la lucha contra la discriminación, pero casos como el que denuncia AMUVIH demuestran que queda mucho por hacer

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.