Mujer y vih/sida

DISCRIMINACION MÁS QUE UN HECHO

La discriminación femenina a pesar de la etapa de desarrollo por la que atraviesa la humanidad sigue siendo constante.

En la actualidad los gobiernos centrales de países tan desarrollado  como  Inglaterra, Francia, España y Estados Unidos. Han presentado alternativas para evitar este mal latente en nuestra sociedad.  Aprobando leyes, creando programas de género.

No obstante a todas estas leyes, estatutos, programas etc.,  creado a favor de la mujer, se le otorga el hecho de tener VIH, es esta aun mas vulnerable frente a la sociedad, amigos y familiares, producto a la vergüenza que atañe al simple hecho de estar infectado por el virus.

Referido a esto opina rosa, 32 años casada ama de casa, ¨ en los últimos 5 años  se ha notado un leve adelanto en el ámbito de genero y sexismo, yo en particular, dice  rosa ¨ deje mi trabajo al tener mi primer bebe y he tomado la decisión de incorporarme a la vida laboral, aunque se que la discriminación laboral persiste en la actualidad y mas en el área de producción.

Ahora conociendo este hecho y unirle el hecho de tener VIH, mas difícil aun lo tengo para poder ascender a un puesto de trabajo pero no eso no limitante para mi y mi.

Tomando en consideración lo expuesto por rosa ante su realidad, nos deja claro que el fenómeno de discriminación femenina y de género sigue vigente como una enfermedad en lo más profundo de la sociedad.

No obstante a todo esto, la sociedad misma ha impuesto modelos generales sobre lo que debe ser una sociedad no clasista, sexista y con un nivel de tolerancia por encima de los ideales y patrones culturales.

Son innumerables los escritos sobre los devastadores efectos del proceso marginal de (discriminación femenina y a las personas infectadas con VIH), siendo la mujer el grupo mas vulnerable de todos.

Hablar de marginalidad en los hechos sociales, es referirnos al mismo tiempo a ignorancia y a querer renegar de una realidad existente,  llegando muchas personas a afirmar que el VIH, es una enfermedad justiciera, que les llega a aquellas personas que han actuado mal en la vida y ese es su castigo por esto. Es que la sociedad actúa como verdugo en este caso y nos equivocamos en la forma de pensar y actuar.

En lo laboral, son  expulsados de sus trabajos y en su mayoría no llega ser contratados(as).

Muchos profesionales, les niegan su atención y si nos referimos a los medios de comunicación se pintan de colares en este caso de amarillo, tomando los sufrimientos de los demás como objeto sensacionalista.

Tomar conciencia de este hecho implica, romper con mitos sobre un hecho nuevo de nuestra realidad, de la cual no estamos exento ningunos.

Ocultar la realidad no nos hace desconocedores de la misma,  asumir postura de comprensión, respeto, amor, ternura y sobre todo de tolerancia podría erradicar el fenómeno de la discriminación. Hagamos un paro a este fenómeno y brindemos algo de lo que ya posemos todos los seres humanos sinceridad.

¿Cómo se infectan las mujeres con el VIH?

El VIH se transmite a través del contacto con sangre, semen u otros líquidos corporales (excepto la saliva) que provienen de una persona infectada por el VIH. Esto puede ocurrir durante el sexo. También puede ocurrir cuando se comparten agujas con una persona que está infectada con el VIH. Anteriormente, el VIH también se transmitió a través de la transfusión sanguínea. Las donaciones de sangre ahora están siendo evaluadas para el VIH y la sangre infectada con el VIH se destruye. El VIH no se transmite por contacto casual tal como el abrazo, beso, tomarse de las manos, sentarse en los retretes del inodoro o por compartir ropa.

Más de la mitad de las mujeres que tienen el VIH adquirieron la infección de compañeros sexuales. Una mujer puede infectarse por tener contacto con un hombre o con otra mujer. Cuando una mujer tiene sexo con un hombre infectado ésta tiene un alto riesgo de adquirir el VIH si no se usa un condón correctamente. Pídale a su médico las instrucciones apropiadas para el uso de condones.

La diferencia entre los hombres y las mujeres es que las mujeres infectadas por el VIH con frecuencia tienen problemas adicionales tales como infecciones vaginales repetidas, especialmente a medida que el sistema inmune se hace más débil. Infecciones más graves tales como la enfermedad inflamatoria pélvica, EIP —una infección de los órganos reproductores internos de la mujer— pueden ser más difíciles de tratar puesto que el cuerpo tampoco puede ayudar a combatir las infecciones. Las enfermedades de la cérvix tales como el precáncer —llamado displasia— y el cáncer progresan más rápidamente ¿Qué debo hacer si pienso que puedo estar infectada?

<!– /* Font Definitions */ @font-face {font-family:Wingdings; panose-1:5 0 0 0 0 0 0 0 0 0; mso-font-charset:2; mso-generic-font-family:auto; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:0 268435456 0 0 -2147483648 0;} /* Style Definitions */ p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal {mso-style-parent:””; margin:0cm; margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:”Times New Roman”; mso-fareast-font-family:”Times New Roman”; mso-ansi-language:ES; mso-fareast-language:ES;} h2 {mso-style-next:Normal; margin-top:12.0pt; margin-right:0cm; margin-bottom:3.0pt; margin-left:0cm; mso-pagination:widow-orphan; page-break-after:avoid; mso-outline-level:2; font-size:14.0pt; font-family:Arial; mso-ansi-language:ES; mso-fareast-language:ES; font-weight:bold; font-style:italic;} p {mso-margin-top-alt:auto; margin-right:0cm; mso-margin-bottom-alt:auto; margin-left:0cm; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:”Times New Roman”; mso-fareast-font-family:”Times New Roman”; mso-ansi-language:ES; mso-fareast-language:ES;} @page Section1 {size:612.0pt 792.0pt; margin:70.85pt 3.0cm 70.85pt 3.0cm; mso-header-margin:36.0pt; mso-footer-margin:36.0pt; mso-paper-source:0;} div.Section1 {page:Section1;} /* List Definitions */ @list l0 {mso-list-id:291980436; mso-list-template-ids:918996676;} @list l0:level1 {mso-level-number-format:bullet; mso-level-text:; mso-level-tab-stop:36.0pt; mso-level-number-position:left; text-indent:-18.0pt; mso-ansi-font-size:10.0pt; font-family:Symbol;} ol {margin-bottom:0cm;} ul {margin-bottom:0cm;} –>

La Mujer, la Alimentación y el VIH

¿Nutricionistas? ¿No son esas personas que controlan la comida, que nos dicen que nuestras comidas favoritas son malas para la salud – que nos hacen sentirnos culpables porque no comemos bastantes verduras frescas?

Pues no, esa no es la razón de consultar con un nutricionista ni la base de nuestra capacitación profesional. Los buenos nutricionistas evalúan sus alimentos y formas de comer, su condición médica y estado clínico, la composición de su cuerpo y su peso. Los nutricionistas le ayudan a escoger alimentos que se ajustan a lo que conocemos sobre la nutrición óptima para la mujer VIH positiva.

La pérdida inexplicable de peso es frecuentemente la primera señal que lleva a la mujer VIH positiva a considerar y modificar su dieta.

Pero el perder peso sin estar a régimen se llama desgaste. Dentro del contexto de la enfermedad VIH, se denomina síndrome del desgaste del SIDA, y es una de las afecciones principales que dan lugar a un diagnóstico del SIDA en las mujeres y hombres VIH positivos. Además, el desgaste es una de las 5 principales causas de mortalidad para ambos géneros. Las causas del desgaste ocasionadas por la enfermedad VIH son complejas y poco comprendidas. El desgaste en la mujer es un tema que carece de mucha información importante. Los cambios en la consumición de alimentos, y la absorción y metabolismo de los nutrientes juegan un papel en este síndrome. Las fluctuaciones en los niveles de hormonas y cambios en el sistema endocrino también podrían tener un papel, y ser responsables de las diferentes formas en que el desgaste se desarrolla en las mujeres en comparación con los hombres.

Con la nutrición apropiada, el sistema inmunológico tiene las materias brutas (proteína, minerales, vitaminas) y energía (calorías) necesarias para el funcionamiento, mantenimiento y la curación óptima. La nutrición afecta cada función de su cuerpo: el movimiento, la mente, la salud y la respiración. El comer bien y regularmente le proporcionará el mayor nivel de energía posible y el más sostenido. Incluso experimentará una estabilización emocional. Será menos propensa a enfermarse y se curará más rápidamente. Los trastornos digestivos de cualquier origen, ya sea por medicamentos, infección o estado emocional – son más fáciles de controlar si sabe comer bien.

  • Tenga acceso a buena comida en abundancia
  • Enfóquese en la nutrición como base de sus comidas diarias
  • Ponga la nutrición como prioridad en su vida, hasta que esta sea automática, una cosa de todos los días; una consulta con un nutricionista titulado puede ser un primer paso.
  • Edúquese sobre la nutrición para ganar confianza en su capacidad de hacer buenas decisiones acerca de su dieta.
  • Mantenga el peso apropiado más saludable que pueda; consulte con su médico o nutricionista sobre su peso ideal.
  • Controle su peso. Evalúe su peso al menos 1 vez al mes, más si no se encuentra bien. Si pierde más de 10 % de su peso en un mes o menos de un mes, consulte con su médico. La pérdida inexplicable de peso puede ser una señal de enfermedad.
  • Use las pautas provistas en este artículo para ayudarle en sus decisiones alimentarias.
  • Finalmente, disfrute la comida y el comer – ¡disfrute la vida!

<!– /* Style Definitions */ p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal {mso-style-parent:””; margin:0cm; margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:”Times New Roman”; mso-fareast-font-family:”Times New Roman”; mso-ansi-language:ES; mso-fareast-language:ES;} h2 {mso-style-next:Normal; margin-top:12.0pt; margin-right:0cm; margin-bottom:3.0pt; margin-left:0cm; mso-pagination:widow-orphan; page-break-after:avoid; mso-outline-level:2; font-size:14.0pt; font-family:Arial; mso-ansi-language:ES; mso-fareast-language:ES; font-weight:bold; font-style:italic;} h3 {mso-margin-top-alt:auto; margin-right:0cm; mso-margin-bottom-alt:auto; margin-left:0cm; mso-pagination:widow-orphan; mso-outline-level:3; font-size:13.5pt; font-family:”Times New Roman”; mso-ansi-language:ES; mso-fareast-language:ES; font-weight:bold;} p {mso-margin-top-alt:auto; margin-right:0cm; mso-margin-bottom-alt:auto; margin-left:0cm; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:”Times New Roman”; mso-fareast-font-family:”Times New Roman”; mso-ansi-language:ES; mso-fareast-language:ES;} @page Section1 {size:612.0pt 792.0pt; margin:70.85pt 3.0cm 70.85pt 3.0cm; mso-header-margin:36.0pt; mso-footer-margin:36.0pt; mso-paper-source:0;} div.Section1 {page:Section1;} –>

¿Qué es lo que ayuda en la prevención?

La prevención del VIH entre mujeres jóvenes abarca mucho más que el VIH, y deberá tomar en cuenta el contexto social y económico de la vida de estas jóvenes. La base de una prevención del VIH bien pensada, consiste en apoyar a las jóvenes para que sean agentes del bienestar y del cambio en su propia vida y en su comunidad.

La familia y la comunidad son sistemas de apoyo importantes que pueden proteger a las jovencitas contra el riesgo del VIH. Por ejemplo, un estudio reveló que las jóvenes afroamericanas que participan en organizaciones sociales de la comunidad negra son menos propensas a participar en actividades sexuales riesgosas y más propensas a hablar con sus padres sobre la sexualidad y el VIH.

La prevención del VIH entre las mujeres jóvenes debe incluir acceso o referencias a servicios de prevención y tratamiento de ETS, prevención del embarazo e intercambio de jeringas. Es necesario ofrecer programas para las jóvenes con quienes es difícil establecer contacto y que pueden correr un mayor riesgo de contraer el VIH. Éstos servicios deben ofrecerse en lugares fuera de la escuela, tales como albergues para jóvenes, centros comerciales, centros de detención y centros recreativos o comunitarios. El VIH y otras ETS dejan de ser una gran amenaza para las mujeres jóvenes cuando ellas han adquirido las destrezas y se les han ofrecido oportunidades de apoyarse a sí mismas.

El VIH, el SIDA y las Mujeres que Tienen Relaciones Sexuales con Mujeres (WSW) en Estados Unidos

La transmisión del VIH de mujer a mujer parece ser algo muy raro. No obstante, los informes de casos de contagio del VIH de mujer a mujer y el riesgo bien documentado de la transmisión del VIH de mujer a hombre indica que las secreciones vaginales y la sangre menstrual son potencialmente infecciosas y que la exposición de la membrana mucosa (p. ej. oral, vaginal) a estas secreciones tiene el potencial de conducir a la infección del VIH.

¿Qué Muestran los Estudios del Contagio de Mujer a Mujer?

Un estudio separado de más de 1 millón de mujeres donantes de sangre no encontró mujeres infectadas con el VIH cuyo único riesgo era haber tenido relaciones sexuales con mujeres. Estas determinaciones sugieren que el contagio del VIH entre mujeres es poco común. Sin embargo, no niegan la posibilidad de que pueda ocurrir, pues podría estar oculto por otros comportamientos.

¿Qué pueden hacer las WSW para reducir su riesgo de contraer el VIH?

Aunque el contagio del VIH de mujer a mujer es aparentemente raro, debería considerarse el contacto sexual femenino como un medio posible de transmisión entre las WSW. Es necesario que estas mujeres sepan que:

La exposición de una membrana mucosa, como la boca (especialmente tejidos que no están intactos) a las secreciones vaginales y a la sangre menstrual es potencialmente infecciosa, particularmente durante las etapas temprana y tardía de la infección del VIH cuando se estima que la cantidad de virus en la sangre se encuentra en su nivel más alto.

Deberían usarse condones de manera correcta y constante cada vez que haya contacto sexual con hombres o cuando se usen juguetes sexuales. No deberían compartirse los juguetes sexuales. La FDA no ha evaluado como eficaz ningún método de bloqueo para ser usado durante los actos sexuales. Sin embargo, es posible que las hojas de látex de caucho natural, los protectores dentales, condones abiertos o plástico para envolver, proporcionen algún tipo de protección contra el contacto con los fluidos corporales durante actos sexuales orales y que reduzcan el riesgo de contraer el VIH.

Es importante conocer la condición propia y de su pareja respecto al VIH. Este conocimiento puede ayudar a las mujeres que no han sido infectadas a comenzar y mantener cambios de comportamiento que reduzcan su riesgo de infección. Para las mujeres que descubren que están infectadas, puede ayudarlas a conseguir tratamiento temprano y a prevenir el contagio a otras personas.